butterfly

Y en cada comienzo, las crisálidas crecen hasta transformarse en aquello para lo que nacieron, y así sobrevolar los campos y ayudar a la naturaleza a renacer. Cada primavera, dejan atrás el ser inacabado que han sido para que aflore su verdadera esencia, porque, en realidad, son mariposas. Mariposas libres y audaces cuyas alas contienen toda la belleza de los colores de un paisaje. Y es entonces cuando la vida ocurre, sabia e infinita en cada uno de sus aleteos.

Del mismo modo que a las crisálidas, también nos sucede a las personas: atravesamos procesos vitales que nos ayudan a desarrollarnos y a alcanzar nuestros sueños. Pero, a veces, para que estos cambios lleguen a nuestra vida, tanto en la infancia como en la edad adulta necesitamos un pequeño apoyo, alguien que nos acompañe y se tome el tiempo de valorar con nosotros la gran variedad de caminos que se abren a cada paso que damos. Esto es lo que nos mueve, nuestra inspiración y la razón de ser de “CRISÁLIDA, Orientación e Intervención Pedagógica”.

Desde una mirada humanista y poniendo especial atención en las emociones y en las relaciones de convivencia, debido a la repercusión que estas tienen en cualquier proceso educativo, nuestro deseo más profundo es ayudar a que cada persona descubra y desarrolle esas cualidades que la hacen única, para que logre volar por sí misma, libre y consciente de cuáles son sus infinitas posibilidades en la vida.